Seleccionar página

El Intendente tiene un problema y debe evitar que se convierta en conflicto.

La justificación del Veto a la Ordenanza de reducción de patente fue el acuerdo denominado “Consenso para un Neuquén federal, autónomo y justo” para afrontar el momento nacional… un pacto de gobernanza para defender a la provincia del Neuquén.

OBJETIVO DEL ACUERDO CONSENSUADO

Pregunta ¿por qué Larraza firmó el acuerdo? Queremos entender de qué manera se contrapone con la Ordenanza legítimamente consensuada por el aval de todos los Bloques de Concejales representativos de la población de Plaza Huincul.

Desde el Concejo Deliberante tomamos la decisión de “reducción de patentes” teniendo en mente la desesperación de la gente porque no le alcanza el sueldo, y las noticias de aumentos de precios luz, gas, combustible, medicamentos generan incertidumbre y mucha angustia.

Intentamos ser responsables y no actuar demagógicamente, por eso consensuamos los porcentajes de reducción con el Ejecutivo, quien después desconoció lo acordado.

Sabemos y tenemos en cuenta lo que el país está viviendo. También entendemos que el gobierno provincial tiene más datos y una visión global sobre la situación de la provincia, y estratégicamente pensó en este acuerdo.

PROBLEMA. COMUNICACIÓN GUBERNAMENTAL

El Intendente tiene al parecer un PROBLEMA. Su forma de comunicar, con los distintos sectores de la población de Plaza Huincul, e incluso con el Concejo Deliberante.  Con respecto del Acuerdo queremos saber:

¿Qué implica este acuerdo para Plaza Huincul y de qué manera va a ser afectada la función del Deliberante de tomar decisiones? ¿Tenemos congeladas las cuentas municipales? ¿Podemos realizar obras o acordar un aumento salarial a los empleados municipales? ¿Seguimos siendo autónomos?

Si la provincia está amenazada por las decisiones del Gobierno Nacional, nos preguntamos: ¿Esta crisis es una amenaza al marco de las Cartas Orgánicas, constitución provincial y nacional?

Si el Ejecutivo no logra comunicar claramente sobre el alcance de la crisis y las decisiones que se tomen en consecuencia, es posible que el problema se convierta en un conflicto institucional.

CONFLICTO

El conflicto ocurre cuando respecto de una situación, dos o más valores, objetivos, perspectivas u opiniones son contradictorias o no pueden ser reconciliadas por las partes involucradas.

Con esta coyuntura tenemos que identificar las partes y sectores involucrados porque los gremios y sindicatos, partidos políticos, sectores económicos productivos, cámaras y cuerpos de profesionales, y la población en general tenemos DIFERENTE percepción, necesidades, intereses y actitudes en esta crisis.

CONSENSO

El gobierno debe gestionar expectativas que generó en la campaña y empezar a legitimar su gobierno con un entorno complicado, esperamos que lo haga con: el objetivo de encontrar una solución pacífica y democrática, con el respeto y la verdad como norte, con liderazgo sensible al padecimiento de sectores más vulnerables y una comunicación gubernamental de calidad.

En tal caso seremos capaces de construir Consenso sobre el rumbo, con legitimidad de los modos, del cómo lo lograremos, teniendo en cuenta las obvias diferencias ideológicas y partidarias, con generación de distintas opciones de políticas públicas, preservando la institucionalidad haciendo política dentro del marco democrático representativo, republicano y federal.